jueves, 10 de diciembre de 2009

5 El sueño



De pronto desperté y estaba en una vieja cama de resortes, con una pequeña pegada a mi pecho, y un extraño hombre abrazado a mi espalda. Sentí un ligero dejavú cuando alguien mencionó mi nombre y me dijo que ya era hora de levantarme.

Mi visión periférica hizo que mis movimientos fueran bastante lentos para poder observar en perspectiva todo lo que había a mi alrededor. Un techo de esteras cubría la pequeña habitación donde estaba lo que supuse era mi cama, el piso no era piso sino simplemente arena, unas tres improvisadas camas cercaban la pequeña habitación, y un olor a querosene me atraía hacia algún peligro rondando fuera, abrigué bien a mi pequeña, le di un beso en la frente al hombre de mi lado y caminé hacia donde me llamaban.



-En un momento pasa el camión del agua hija, ya todos los están esperando afuera con los baldes y bidones, pronto! Coge el tuyo antes de que te quedes sin ración para el día!

La dulce señora de ojos tristes me parecía conocida, pero realmente no me cuadraba del todo esta escena, yo me levantaba siempre tarde, y simplemente abría el grifo del agua y apretaba el botón de mi hervidor eléctrico y el agua caliente me esperaba en menos de cinco minutos… además… ella no era mi mamá, recordaba perfectamente a mi madre, y simplemente no podría ser mamá. Al salir me sentí algo incómoda, al tocar mi cabello me percaté que lo llevaba largo, y al mirar mis ropas vi que estaba delgada, Oh! Un delgado anillo dorado protegía a mi dedo corazón derecho, fui jugando con él mientras me dirigía a la precaria puerta donde la señora que me había llamado se intentaba abrigar con los brazos mientras conversaba con otras personas afuera. Ensimismada en el anillo me lo saqué rápidamente y le di una rápida revisión, nunca me había gustado las cosas tan pequeñas, y el anillo no era precisamente de oro, ni tenía piedra alguna, simplemente era un aro liso con… un momento, ¿con una inscripción en el dorso? “Te amo 6-11-05” Dos mil cinco? Un momento…

-Señora, disculpe… en qué año estamos?

-Lis... Estas bien hija? -me vio con sus pequeños ojos llenos de arrugas- estamos a Octubre del dos mil nueve, que rápido no?

Cuatro años? Lo último que recordaba era que trabajaba en la Municipalidad, y que fui una tarde de Octubre del dos mil cinco a sacarme una ecografía y… oh por todos los santos!! Qué había pasado?

-Gordita - una voz que se me hizo conocida hizo que me girara mientras me tomaba por la cintura- ah disculpa! amor, la ropa ya esta lista sobre la cama, la bebé aun sigue durmiendo, creo que deberías aprovechar e ir cambiándote - él ya estaba cambiado, peinado y con una mochila en las manos, - mamá… se dirigió a la señora de ojos tristes- deja que María vigile al del agua, por favor quédate con Isabella que ya va a despertar, a nosotros se nos hace tarde…

-Pero hijo se van a ir sin tomar desayuno? Esperen que les prepare algo rápido…

El extraño/conocido me tomó de la mano, me llevo de dos pasos hacia dentro de la pequeña casa y me dio un tierno beso en los labios. “anda, cámbiate… la hora pasa rápido, no demores.”

Sorprendida por aquel beso que trajo a mi memoria flashbacks de lugares, momentos y sonrisas, tomé un traje sastre algo degastado pero delicadamente planchado que esperaba sobre mi cama, me dirigí hacia donde debería ser el baño, bueno un humilde baño, donde un balde con agua limpia y jabón me esperaban, me alise el cabello, y me maquille ligeramente solamente los labios, pero que cosa era esta? Yo tenía todo un set de maquillaje, qué paso con todo eso?

Dos panes con mantequilla y una taza de té me esperaban al lado del extraño/conocido, curiosamente solo comí uno mientras tenia la taza en mis manos, fui a ver a mi hija… un momento, como la había llamado él? Isabella? Que bello nombre… le di un beso en la mejilla y le prometí llegar temprano (esta vez). Por detrás se acerco el extraño/conocido a la pequeña, mirándola con adoración y le dio un tierno beso en la frente mientras con su mano derecha le hacia la señal de la cruz sobre su rostro, “que Dios te proteja y te cuide mi amor, llegare temprano hoy, te lo prometo.”

Me tomó de la mano y nos dirigimos a la puerta, la señora de ojos tristes nos esperaba allí, “vayan con Dios y verán que todo les saldrá bien, mucha suerte hijos”, nos dio un beso en la mejilla y curiosamente me sentí feliz, la mano cálida del extraño/conocido me reconfortó de una manera que se me antojaba familiar.

Caminamos por un largo trecho de arena y tomamos un carro grande y atestado de gente. Por más que intenté no pude hablar con él, la bulla de la gente y lo apretado de nuestra ubicación solo permitía que nos aferráramos a la baranda superior mientras intentábamos respirar entre tantos diferentes olores.

-Bajan en la esquina! - él grito despertándome de mi ensoñación- querida… estas bien? Baja te recojo más tarde para almorzar- me dio un rápido beso en la frente mientras susurraba un te quiero y me despedía por el vidrio de la ventana del autobús que se lo llevaba.

Y ahora qué? Hacia donde voy? Qué hago? Trabajo aun en la Municipalidad? Sería un milagro! No sé cómo me quede mirando al reloj de la torre principal del edificio y eran las 730am, alguien me tocó del hombro mientras me decía: Doctora, tan puntual como siempre, cruzamos?

No podía ser! Yo? Doctora? Es decir? Jelou??????? Recuerdo haber sacado el bachiller pero de allí no recuerdo que mas paso!!!??? Acompañé a esa persona mientras cruzábamos la corta pista camino a la Municipalidad.

La gente me saludaba con ¿cariño? Acaso me había vuelto buena? Acaso yo también había dejado de ser déspota y me había convertido en una “buena” persona? Tomé el ascensor mientras que el desconocido se dirigió al segundo piso, yo por inercia marché al tercero, apenas llegué, en la puerta me encontré con alguien que no podría olvidar, Rosa, la secretaria que alguna vez me había hecho la vida de cuadritos, curiosamente me sonrió y me pregunto que si ya había marcado tarjeta, que nuevamente no me haría el favor de marcarla por mí, qué? Rosa amable? No sé cómo me percato de su fotocheck y decía: “Sub Gerente de Tramite Documentario y Archivo”…. Qué cosa??? Pero ella era una secretaria… un momento…. Y mi fotocheck? La pregunta salió de mis labios antes de poder procesarla, “ay Lisett! Como siempre tú tan olvidadiza! Recuerdas que lo tengo? Recuerdas que estamos modificándolo para colocar los nuevos datos? Ay… nunca cambiarás?” Dio media vuelta y siguió su camino.

Todo me parecía tan nuevo, me acerqué a una pequeña oficina donde había una señorita muy joven y bien arreglada sentada, quise preguntarle sobre algo, pero antes de siquiera abrir la boca tomó mi maletín y me dirigió a un sendo escritorio donde me esperaba “El Peruano” con algunos post it con anotaciones entre pagina y pagina, una cocoa bien caliente sobre una pequeña mesa y unas cuantas galletas de soda.

-Doctora, -me dijo acomedidamente- esperamos a las ocho para coordinar la agenda del día?- solamente atiné a asentir con la cabeza, mientras me quedaba sola en la pequeña oficina observando todo con detenimiento.

Una foto mía con un traje sastre blanco firmando un documento sobre una mesa conocida me sorprendió como protector de pantalla mientras encendía mi computadora, las fotos pasaban cada diez segundos como algo que se me hacía desconocido, cada foto me sorprendía más que la otra, y la pregunta que rondaba mi cabeza era: “es cierto todo esto?.” Apareció otra foto con el extraño/conocido en una habitación sujetando a una bebita recién nacida, otra mía con él y la recién nacida sonriendo felices nuevamente, otra foto con la pequeña un poco más grande sentada sobre un león, lo que reconocí como el león que está en la plaza San Sebastián en Huánuco, otra foto mía recibiendo un cartón ancho, mientras lloraba como loca, otra foto con una cinta celeste sobre mi cuello, abrazada de mi mamá de mi tío Nel y a un ladito mi extraño/conocido cargando a la pequeña, otra vestida de blanco en el altar de una Iglesia conocida, con el extraño/conocido tomándome por la cintura mientras los dos sonreíamos felices a la cámara, Otra foto en un lugar rarísimo, todo descampado donde estábamos parados el extraño/conocido, la señora de ojos tristes cargando a la pequeña y yo abrazándolos a los tres.

Todo tomó sentido una vez que cerré los ojos y comprendí.

Todo mi destino había cambiado radicalmente solamente con tomar una distinta decisión. El extraño no era tan extraño, era el hombre que dejé no por ser malo, sino por ser demasiado bueno. Al que alguna vez había amado con locura mientras me sumergía en la indecisión. Al que si se hubiera enterado que estaba embarazada de él no hubiera dudado en llevarme al altar, no hubiera parado hasta verme titulada y colegiada, al que toda mi familia habría puesto en un altar por haberme ayudado a conseguir todo lo que ellos deseaban para mi, el que hubiese respetado el nombre que yo quisiera ponerle a la pequeña, el que me habría hecho cambiar mi extraño modo de ver las cosas, el que me habría enseñado que con sacrificio todo es posible, aquel que ayer me llamó y me dijo que si me animaba me aceptaría nuevamente con los brazos abiertos a mí y a mi hija, aquel con el que todo esto no sería simplemente un sueño, sino una reconfortante y distinta realidad.





Pd: cualquier parecido, semejanza o similitud con la realidad es pura coincidencia.
Pd2: yo te comenté que habia tenido sueños extraños, asi que no vengas molesto en la noche, que solo fue un sueño, nada que ver con Freud, fue un loco mas que no sabia lo que decia...

5 que no se callaron:

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu blog.
Un beso
tatiana.

Noelia dijo...

Wow!!!
Estuvo increíble, surreal... No puedo creerlo tienes un don increíble era como estar en la piel de alguien más mientras lo leía...
Un beso enorme...
Noe

taniiah dijo...

genial.
Me encanto el post Lisset!
Ya se te extrañaba
(:

Cuidate
Un saludo ^^

Elmo Nofeo dijo...

¡Que tales fantasías!

malejapaz dijo...

me encanta liss,
sabes q escribes muuuuuy bn????????
bueno creo q ya te lo habia dicho y lo reitero, me encanto.

Publicar un comentario

Comenta ahora, comenta ya...!!

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t

Related Posts with Thumbnails